El Estado no asume en serio la violencia contra las mujeres (editorial)

“Que la mujer sea crítica para analizar en qué tiene que participar y en qué no. La mujer salvadoreña ha sido siempre una mujer muy digna. Ojalá que haga honor a su tradición y no se deje manipular, sobre todo cuando es contra su voluntad.”

(Mons. Romero, homilía del 9 de diciembre 1979)

Editorial de Generación Romero del 30 de noviembre de 2020

El 25 de noviembre se conmemoró el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra Las Mujeres. La Fecha hace memoria a la lucha de las hermanas Mirabal -Patria, Minerva y María Teresa- quienes fueron activistas políticas en República Dominicana durante el periodo del dictador Rafael Leónidas Trujillo, presidente de ese país entre los años 1930 y 1961. Las tres mujeres fueron secuestradas, torturadas y asesinadas por órdenes del dictador Trujillo. El asesinato de las hermanas Mirabal se convirtió en un símbolo de lucha contra la violencia de género, sobre todo, en América Latina.

Las organizaciones feministas que salieron a marchar este 25 de noviembre denunciaron que el Estado no está asumiendo el papel que le corresponde para proteger a las mujeres de sus agresores. Citaron, por ejemplo, que el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de las Mujeres (ISDEMU) se está convirtiendo en un instrumento del presidente de la República, Nayib Bukele, para atacar solo a sus adversarios. Además, no se pronuncia en casos graves de violencia contra las mujeres, sobre todo, en aquellos hechos que involucran a funcionarios del gobierno, como es el caso de la joven de San Julián, Zulma Yamileth Valencia, de 22 años, quien murió en mayo de este año durante un enfrentamiento policial. Tres policías están siendo juzgados por este hecho, a pesar de que en un primer momento la versión del gobierno fue que la joven era pandillera.

El ISDEMU es el ente rector de las políticas públicas a favor de las mujeres, sin embargo, no garantiza el desarrollo pleno de dichas políticas. Por el contrario, el gobierno ha reducido los presupuestos destinados a programas sociales para las mujeres. Según la Organización de Mujeres por la Paz (Ormusa) el Ejecutivo ha recortado casi dos millones de dólares a programas como Ciudad Mujer, Atención Integral del ISDEMU, entre otros. El gobierno eliminó el Programa de Fortalecimiento a la Salud de la Mujer del Ministerio de Salud.

El acceso a la justicia para las salvadoreñas sigue siendo una deuda. Las mujeres víctimas no confían en las instituciones públicas y el Sistema Judicial tampoco es capaz de detectar esa violencia que sufren las mujeres en un 94 por ciento, denunció ORMUSA.

Esta organización registró en su Observatorio de Violencia 88 feminicidios en lo que va del 2020. Un total de 1,302 procesos por el delito de expresiones de violencia contra las mujeres. Las Dignas, otra organización feminista reportó más de 800 casos de violencia intrafamiliar, siendo durante la cuarentena cuando más se incrementaron. Las mujeres estuvieron más inseguras en ese período, ya que estuvieron expuestas a vivir con sus agresores.

A pesar de estas cifras, por parte del gobierno, no hubo ningún pronunciamiento en el marco de esta conmemoración. Los debates se quedaron a nivel de pleitos entre el presidente Nayib Bukele y el fiscal General, Raúl Melara. Este último funcionario, incluso, señaló al presidente Bukele que desde su despacho se le pidió que no procesaran al candidato a diputado de Nuevas Ideas, Walter Araujo, quien enfrenta un juicio por expresiones de violencia simbólica contra la abogada, Bertha de León.

La Cámara Especializada para una vida Libre de Violencia contra la Mujer confirmó el viernes 27 de noviembre que existen suficientes pruebas contra Araujo de haber denigrado, humillado y desacreditado a la víctima. Sin embargo, frente a este hecho, el presidente y sus funcionarios callan. Es más, a través de sus redes sociales el presidente Bukele le ha mostrado respaldo y ha llegado aceptar que él financió el programa digital que dirige Araujo.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, ONU MUJERES pidió a todos los países adoptar medidas eficaces contra el flagelo de la violencia de género que crece a la sombra de la crisis por la pandemia del Covid 19. “Hace falta un esfuerzo colectivo para detenerla”, advirtió ONU MUJERES en su mensaje del 25 de noviembre.

“Dejen de hacer el mal y aprendan a hacer el bien. Busquen la justicia, den sus derechos al oprimido, hagan justicia al huérfano y defiendan a la viuda” (Is 1,17). Como Generación Romero nos unimos a las voces que exigen verdad, justicia y no más violencia en contra de las mujeres salvadoreñas.

Movimiento Generación Romero, 30 de noviembre de 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s