Estos días de resucitar…

Por: René Arturo Flores OFM, fraile franciscano, miembro de comisiones de justicia y paz, JPIC-El Salvador y Generación Romero, vive en Soyapango.

Estos días de cuarentena, nos está enseñando a replantear muchos aprendizajes y prácticas, entre esos aprendizajes está, por ejemplo, el caer en la cuenta que los cristianos no necesitamos hacer sacrificios ficticios, inventar “penitencias”, que muchas veces son más castigos así mismo, entremezclados con culpabilidades; así como llamar “mi cruz”, a cualquier problema de la vida, y hasta a personas.

La cruz es parte del seguimiento, llega estando en camino con Él, llevando la Buena Nueva del reino de Dios, que comienza con los empobrecidos, y es al modo de la práctica liberadora de Jesús (Mc 1,14-3,6); una cruz como consecuencia de opciones y acciones en defensa de la integridad de la vida, en especial de los indefensos y excluidos por este sistema estructurado desde la economía de mercado, depredadora y explotadora de la creación.

Este tiempo, nos está cuestionando las prácticas religiosas, que en muchos de los casos, terminan siendo activismo, es decir, hacer cosas religiosas por hacerlas, porque siempre se han hecho. También, estamos valorando más el silencio interior, ese que me hace contemplativo de la vida, de la creación y la biblia, es posible, que nos hagamos más observadores de lo que pasa cerca, y así, veamos más allá de nuestra “nariz”, como se dice popularmente. En fin, estamos teniendo unos días, que puede dejarnos un crecimiento en calidad humana, en espiritualidad y sabiduría para seguir viviendo: siendo los mismos sin ser lo mismo. En este tiempo, posiblemente, a las acciones religiosas, se le ha caído su “maquillaje”, lo que se exhibe o se presenta al público, la fachada.

Resucitar con Jesús, es reaprender y renovar el interior de nuestra vida, acorde con el sentir y las opciones en favor del reino de Dios, como lo inspiran las bienaventuranzas (Mt 5); resucitar con Jesús, es recrear nuestra práctica y compromiso cristiano, en favor de la justicia, la no violencia y la solidaridad siempre en favor de los empobrecidos. Resucitar con Jesús, es integrarse con toda la creación que nos abraza, y que nos recibe con un aire más limpio, con una tierra y agua menos envenenada, así, unidos con todas las criaturas cantaremos un cántico nuevo, resucitaremos junto con cada ser viviente en esta CASA COMÙN.

René Arturo Flores, OFM

Soyapango, 14 de abril de 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s