Jesús y las comidas (jueves santo)

En el Reino, los últimos son los primeros

Por: René Arturo Flores OFM, fraile franciscano, miembro de comisiones de justicia y paz, JPIC-El Salvador, y Generación Romero, vive en Soyapango.

Los líderes de la religión judía (el poder religioso), fueron los más interesados en asesinar a Jesús (Jn 11,53); ésta persecución (Mt 5,9), estuvo desde los inicios de su vida pública (Mc 3,6; Lc 4,28-30), y se mantuvo siempre (Mc 8,31-33). Encontramos que en muchos momentos buscaron como secuestrarlo (Jn 11,57), y asesinarlo (Jn 8,59). En este contexto de persecución decide, ir a comer con los que amaba, donde su corazón descansaba, donde se siente amado, acogido y aceptado en su persona, junto con la propuesta del Reino (Jn 12,1).

Jesús, pasó mucho de su tiempo en banquetes y fiestas, para él eran importantes los encuentros, y en las comidas entraba a la intimidad con el otro, en diálogos sinceros y transformadores (Lc 19,1); Jesús, enseñó que los banquetes son una analogía del reino, donde todos somos últimos social, económica y religiosamente (Lc 14, 7 11). La comida fue lugar, también, de la misericordia desbordante (Lc 7,36). Tanto pasó compartiendo en comidas, que lo tildaban de ser borracho y que pasaba en “antros” con personajes de dudosa reputación o conocidos públicamente como “pecadores” (Mt 11,18-19: prostitutas, mafiosos, ladrones, traficantes, comerciantes). Jesús cierra el caminar con sus discípulos y discípulas con un banquete, una comida, donde él se hace alimento: pan de vida (Lc 22,14; Jn 6,35). En este banquete, los excluidos son invitados (Lc 14,21).

El papa Francisco dijo este lunes santo, de manera profética, que el reino no acepta injusticia con los empobrecidos: “La gran mayoría son pobres víctimas de las políticas económicas, de las políticas financieras. Algunas estadísticas recientes lo resumen de esta manera: hay mucho dinero en manos de unos pocos y mucha pobreza en muchos. Y esta es la pobreza de tantas personas que son víctimas de la injusticia estructural de la economía mundial” (6-4-2020). La propuesta del reino inicia con y desde los pobres, el papa Francisco, es contundente en denunciar que estamos en un sistema con sus estructuras, lideradas por el gran capital mundial, que está generando empobrecidos: esta no puede ser la mesa del Reino de Dios.

René Arturo Flores, OFM

Soyapango, 9 de abril de 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s