Revertir una sociedad edificada sobre sangre

Este día, 29 de mayo 2019, las comunidades eclesiales de base nos hemos manifestado en Santa Tecla en contra de la nueva ley de amnistía que se quiere aprobar estos días en la Asamblea Legislativa.

Ante la propuesta de una “ley de reparación integral para las víctimas” que fue elaborado desde 2017 por las principales organizaciones de derechos humanos y a la que antecedió un amplio proceso de consultas con grupos de víctimas, la Asamblea Legislativa elaboró en tiempo record su “ley de reconciliación nacional”, sin que hayan tomado en cuenta las propuestas de la primera o reabierto un nuevo proceso de consulta. Es notable que en dicha comisión, una mayoría de representantes tiene un grave conflicto de intereses, por haber sido parte de uno de los grupos armados de la guerra civil o haber sido señalados por el informe de la comisión de la verdad por obstaculización de las investigaciones. Queda en evidencia su interés primordial: impedir que haya investigaciones penales en su contra.

Favorecer a criminales

Junto con otras organizaciones, las comunidades nos hemos preguntado este día: ¿Hasta cuándo van a seguir legislando injustamente y favorecer a criminales? – Encontramos una impresionante actualidad en la denuncia profética de Miqueas, que data de hace más de 3000 años, dirigida a los jefes y dirigentes de su pueblo de entonces:

¿No deberían conocer lo que es justo? ¿Por qué, pues, odian el bien y aman el mal? – Ustedes descueran vivos a los de mi pueblo y les arrancan la carne de sus huesos…Escuchen esto, gobernantes del pueblo: ustedes que son los señores de Israel, ustedes que desprecian la justicia y que tuercen mañosamente la ley: Su ciudad está edificada sobre sangre y en base a crímenes. Sus gobernantes se dejan comprar para dar una sentencia. (Miqueas 3,1.9-11)

Después de 26 años de impunidad en El Salvador, los familiares de las víctimas quieren saber los nombres de quienes descueraron vivos a sus queridos familiares. Acá, los legisladores y gobernantes no se dejan comprar por otros – ¡son ellos mismos los que hacen la ley a su favor!

Nosotros le decimos con indignación profética: “Ustedes, los diputados, gobernantes y magistrados, desprecian a la justicia y tuercen mañosamente la ley!”

amnistüiaEl resultado de esta política que lleva ya más de 3 siglos de impunidad es una triste evidencia: Vivimos en una sociedad edificada sobre sangre y en base a crímenes. El dolor de las muertes violentas a diario, de los migrantes que dejan su país por no encontrar condiciones de vida dignas, la violencia de género, la criminalización de las juventudes, la depredación ambiental y el simple hecho que muchos criminales de guerra siguen ocupando cargos públicos sin restricciones ningunas, son muestras de heridas profundas que siguen abiertas e infectadas, porque nadie ha querido quitar la bala que se encuentra aún adentro.

Una sociedad inclusiva, un bien común, un buen vivir no se dejan edificar sobre sangre y en base a crímenes, por eso decimos ¡no a este intento de limpiar crímenes del pasado con una barata ley de amnistía!

 

Reparación y el derecho a una vida decente

Un dicho chileno de la resistencia contra la dictadura de Pinochet reza: “En medio de la oscuridad es mejor encender una luz que maldecir las tinieblas”. La luz que debemos de encender las comunidades y grupos organizados, es nuestra convicción que la paz y el perdón solo serán posibles con justicia – ¡nunca sin esta!

Así lo dijo el sr. Cardenal Rosa Chávez en la Asamblea Legislativa el pasado lunes: “No hay contradicción entre perdón y la justicia.” En otras palabras, las demandas de las víctimas son todas legítimas: saber la verdad, acceso a la justicia, una digna reparación y la garantía de no-repetición.

El tema de justicia y reparación para una vida digna, nos recuerda las propuestas de la comunidad del segundo Isaías, deportada, en tierra extranjera:

“La obra de la Justicia será la Paz y los frutos de la Justicia serán la tranquilidad y seguridad para siempre. Mi pueblo vivirá en habitaciones buenas, en barrios seguros, en lugares tranquilos. Felices ustedes, que sembrarán entonces a orillas de todos los esteros o soltarán sin problemas su buey o su burro.” (Is 32,17-18)

Las víctimas quieren ser escuchados, tener acceso a procesos legales para que se reconstruya y se re-conozca la verdad. Parte esencial de esto es llegar a una sentencia con correspondiente pena. Eso no es revanchismo, sino el reconocimiento de la dignidad de personas que sufrieron graves crímenes de guerra.

Pero en Isaías como en las demandas de las víctimas, el motivo de fondo de su insistir es otro. Isaías: vivir en habitaciones buenas, en barrios seguros, en lugares tranquilos, poder sembrar y estar felices.

Traducido eso en palabras de las víctimas: ¡Reparación! Tener acceso a una reparación integral que permita una vida digna, decente. Aparecen de nuevo las causas grandes e históricas por las que un pueblo desde generaciones ha luchado y muchas hermanas y hermanos perdieron su vida.

amnistia2La reivindicación de los mismos derechos para todos sigue vigente y es sujeto a construcción. Pero eso no viene de afuera – ni de una Corte Interamericana de DDHH que felizmente emitió el día martes, 28 medidas cautelares contra la ley propuesta, ni de ONGs que se suelen preocupar más por sus intereses institucionales que por las grandes causas. El verdadero cambio solo viene desde adentro. Su elemento clave es el despertar de miles y miles, la organización-concientización en comunidades y barrios, para llegar a sujetos que reclaman sus derechos. Para eso queda mucho caminar.

 

29 de mayo 2019, Andreas Hugentobler Álvarez, teólogo

Red de Comunidades Eclesiales de Base “Mons. Romero”, La Libertad

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s